Real Madrid, que venía de vencer en el clásico al Barcelona, se consagró este domingo campeón por duodécima vez en la Supercopa de España, al superar por 2-0 al Athletic Bilbao en la final disputada en Arabia Saudita.

El croata Luka Modric, figura del partido, y el francés Karim Benzema, de penal, anotaron los goles del conjunto dirigido por Carlo Ancelotti, quien consiguió su primer título en su segunda etapa como entrenador del "Merengue".

Sobre el final, el brasileño Eder Militao vio la roja en el Madrid, mientras que Raúl García falló un penal que podría haberle puesto algo de dramatismo al desenlace.

Con el triunfo, el Real Madrid quedó a un título del Barcelona, el equipo que más ha ganado el trofeo con el que se suele abrir la temporada.