Tigre dio la sorpresa, jugó en gran nivel y se clasificó a las semifinales de la Copa de la Liga Profesional de fútbol, al vencer a River como visitante por 2 a 1, en un partido disputado en la noche del miércoles en el estadio Monumental.

El ex Boca Mateo Retegui puso en ventaja a Tigre, cuando apenas se jugaban 6 minutos del primer tiempo, aunque River alcanzó la igualdad parcial a los 13 del segundo período con un tanto de Enzo Fernández, pero Facundo Colidio, otro ex Boca, le dio el triunfo al conjunto visitante a los 21.

El próximo domingo, desde las 16, Tigre se enfrentará a Argentinos Juniors en una de las semifinales, mientras que Boca y Racing protagonizarán la otra llave en busca de la final.

El equipo de Victoria presionó, tuvo más posesión y complicó a River como pocas veces lo habían hecho otros rivales; apenas iniciado el encuentro Retegui puso en aprietos a Armani, pero enseguida el atacante tuvo su revancha, y tras un centro de Zabala cabeceó al gol, casi de espaldas al arco.

Sorprendido, River intentó reaccionar y Enzo Fernández tuvo una chance, pero el disparo del volante se fue cerca.

La visita no se detuvo, mantuvo el ritmo y la salida rápida hacia el área de enfrente cada vez que podía, y así estuvo cerca de aumentar la ventaja tras una pérdida de Julián Álvarez, que terminó con una mala resolución de Colidio.

Obligado por el resultado en contra, el Millonario salió más decidido en la segunda etapa, y cuando todo era cuesta arriba, Pochettino, combinó con De la Cruz, y éste cedió a Enzo Fernández, quien convirtió con un remate a media altura que le dio alivio a River.

Sin embargo, una vez más Tigre sacó a relucir todo su amor propio, y tras un error de Paulo Díaz en la salida, Colidio aprovechó y definió con clase ante la salida de Armani.

Tigre, que hasta pocos meses jugaba en el ascenso, se llevó un triunfo enorme y ahora va en busca de otra final que le permita soñar con obtener el segundo título de su historia en primera división.