La Defensoría del Pueblo de Jujuy puso en marcha el taller de Lengua de Señas Argentinas destinado al personal que atiende al público en el organismo, con el objetivo de erradicar las barreras de comunicación a través de herramientas básicas para la interacción con personas sordas, y aumentar de esa manera las posibilidades de inclusión social.

Esta capacitación se extenderá por un lapso de cuatro meses, y el trabajo se realizará en grupos durante una hora y media y una vez por semana, siendo coordinados por una persona sorda y una persona oyente. Se trata de la primera experiencia que lleva adelante la Defensoría del Pueblo en la región, por lo que la misma representa un verdadero desafío para la institución defensora y un avance en materia de inclusión.

“Es una acción que emprendemos para poder comunicarnos de una manera eficiente con las personas sordas. Si bien no es grande el porcentaje de personas hipoacusicas no parlantes que concurren a la Defensoría, nuestra institución tiene que estar preparada para mejorar la comunicación y llevar a cabo una inclusión efectiva de este sector de la sociedad”, manifestó el Defensor del Pueblo de Jujuy, Javier de Bedia, al explicar los motivos que dieron origen al taller en cuestión.

“La principal meta es aprender la Lengua de Señas Argentinas dentro del ámbito de los oyentes con el fin de cooperar a la inclusión de la comunidad sorda dentro de la sociedad”, finalizó De Bedia.