Diego Schwartzman se quedó con el Abierto de Argentina, al derrotar con comodidad a su compatriota Francisco Cerúndolo por 6-1 y 6-2. La final que se disputó en el Buenos Aires Lawn Tenis Club tuvo un condimento especial, ya que luego de 13 años el trofeo volvió a las manos de un argentino, tras la victoria de David Nalbandian en el 2008

El "Peque" Schwartzman, noveno en el ranking mundial de la ATP y máximo favorito al título, empleó una hora y 20 minutos para doblegar a Cerúndolo hasta ese momento 137 pero que ascenderá al puesto 112 del escalafón de la ATP luego de llegar a este encuentro decisivo desde la clasificación.

El Argentina Open, que cumplió su 21ra. edición en un marco inusual, ya que no hubo venta de entradas al público y sólo pudieron presenciar los partidos los invitados especiales o personal de las empresas auspiciantes, coronó a un nuevo campeón argentino.

Schwartman inscribió su nombre junto a los del mencionado Nalbandian (2008), más Guillermo Coria (2004), Gastón Gaudio (2005) y Juan Mónaco (2008). Además fue su cuarta corona en su undécima final, tras los tres títulos obtenidos en Estambul 2016, Río de Janeiro 2018 y Los Cabos 2019.

"Tuve un gran nivel durante toda la semana y no perdí sets. Este es el título más lindo porque lo venía a ver de chiquito y ahora soy el campeón. Tiene un lindo gusto haberlo ganado el título ante otro argentino como Francisco, que tanto él como su hermano están haciendo un gran trabajo. Soy muy feliz”, dijo el campeón tras el partido.

En su camino a la final, la principal raqueta argentina derrotó al eslovaco Lukas Klein en el debut (6-4 y 6-2), al español Jaume Munar en cuartos de final (6-2 y 7-5), al serbio Miomir Kecmanovic en semifinales (6-0 y 6-4) y al argentino Francisco Cerúndolo en el duelo decisivo (6-1 y 6-2), Diego Schwartzman se transformó en el décimo campeón argentino en la historia de este torneo que se disputó por primera vez en 1973 y que volvió a la órbita de la ATP en 2001 con consagraciones para Guillermo Vilas (en ocho oportunidades), José Luis Clerc (2), Franco Squilari (2), Guillermo Coria (2), Martín Jaite, Guillermo Pérez Roldán, Gastón Gaudio, Juan Mónaco y David Nalbandian.

Desde 2001 cuando volvió el torneo a la órbita de la ATP sólo dos veces la final había sido íntegramente argentina: en 2005 Gastón Gaudio había vencido a Mariano Puerta y en 2008 David Nalbadian se había impuesto José Acasuso.

El torneo otorgó 250 puntos para el ganador, 150 para el finalista, 90 para los semifinalistas, 45 para los cuartofinalistas, y 20 para los que alcancen la segunda ronda.