Ante más de 50 intendentes de Córdoba convocados en Santa María de Punilla, Gerardo Morales confirmó para febrero el lanzamiento de su candidatura presidencial por la UCR, como componente central de Juntos por el Cambio.

En el marco de una nueva visita política e institucional a Córdoba, Morales mantuvo un encuentro con el Foro de Intendentes Radicales de esa provincia, para repasar agenda y reafirmar pautas de trabajo direccionadas a fortalecer la unidad del radicalismo, con miras a las elecciones previstas para este año.

El gobernador de Jujuy y presidente del Comité Nacional de la Unión Cívica Radical, estuvo acompañado en salones de la Municipalidad de Santa María de Punilla por Mario Negri, titular del Bloque de Diputados de la UCR y del interbloque parlamentario Juntos por el Cambio en el Congreso de la Nación, y fue recibido por el presidente del Foro de Intendentes Radicales de Córdoba y jefe comunal de Huinca Renancó, Oscar Saliba.

Morales compartió la mesa central con los intendentes de Santa María de Punilla, Dardo Zanotti; de Hernando, Gustavo Bottasso; de Villa Parque Siquiman, Néstor Cuello; de Monte de los Gauchos, Ariel Grich; y de Villa de Soto, Fernando Luna; entre los más de 50 jefes comunales que asistieron a la convocatoria.

“Nadie tiene ganada la elección, hay una oportunidad para que la República Argentina tenga un presidente radical”, afirmó ante los intendentes cordobeses.

En este sentido, comentó que “a los del interior nos cuesta y más aún a los que somos del norte, sin embargo venimos creciendo” y recalcó que “tenemos un partido potente para conducir el país”.

En otro tramo de su mensaje a los presentes, Morales se pronunció a favor de la unidad del radicalismo como componente político de Juntos por el Cambio y, desde este punto, convocó a “enriquecer y definir un plan de gobierno que permita la recuperación de la gran clase media argentina, esto es uno de los principales desafíos de cara al futuro”.

Morales planteó su decisión de “propiciar oportunidades de trabajo, para lo cual resultan necesarias más producción e industria, como así también menos políticas asistencialistas, por cuanto está demostrado que el modelo de planes sociales fracasó”.

A la par, el gobernador jujeño sostuvo que "es apostar a un nuevo modelo educativo enfocado en el trabajo y el desarrollo científico y tecnológico”, ello sin descuidar “la batalla sin tregua contra la corrupción, la impunidad y la injusticia”.

Mientras el radicalismo se prepara para dar esa pelea, instó a “cuidar lo que tenemos”, con un “fuerte trabajo en territorio”, para lo cual reivindicó “el rol de los intendentes y su contacto directo con la gente”.