El embajador argentino en Rusia, Eduardo Zuaín, dijo este sábado que Interpol no encontró en Moscú al funcionario iraní acusado por el atentando a la AMIA Mohsen Rezai, que asistió a la ceremonia de asunción del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, junto al diplomático argentino Daniel Capitanich días atrás.

"Ya hubo una respuesta de Interpol Rusia a Interpol Argentina que no pasa por la Embajada, que fue negativa en el sentido de que no se había encontrado a esa persona", resaltó Zuaín.

En declaraciones radiales, el diplomático precisó: "Está bien que la Argentina reclame y pida a todos los países del mundo donde se puede pensar que está presente alguno de los imputados de la causa".

En ese marco, el embajador afirmó que el Gobierno argentino tiene "una actitud permanente de pedir que se pongan en marcha las alertas rojas para que estos imputados puedan presentarse ante la Justicia argentina", y agregó: "Es una posición de la República Argentina que no varió".

"Es incomprensible, desde el punto de vista del homenaje a la verdad, la espectacularidad que algunos medios le han dado al hecho", consideró Zuaín.

Las declaraciones del embajador se conocieron previo a que la Cancillería argentina publicara un hilo en su cuenta oficial de Twitter acerca del pedido de detención que realizó la Justicia argentina.

"La Cancillería, a través de su embajada en Irán, recibió información que daba cuenta de que el ciudadano iraní Mohsen Rezai podría desplazarse a Rusia en una comitiva", publicó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Además, puntualizó: "Y, como indica el procedimiento en estos casos, inmediatamente se actuó poniendo en conocimiento a las autoridades judiciales y policiales pertinentes: UFI, AMIA e INTERPOL".

Días atrás, la Justicia argentina le pidió a Interpol que detenga en la capital rusa a Rezai, según indicaron fuentes diplomáticas, que detallaron que la solicitud de detención fue formulada por la Unidad Fiscal AMIA.

Rezai, quien ocupa el cargo de vicepresidente de Asuntos Económicos de la República Islámica de Irán, tiene un pedido de captura internacional de la Justicia de Argentina por ser considerado como uno de los autores intelectuales del atentado a la AMIA de 1994.

El pasado 11 de enero, la Cancillería argentina emitió un comunicado en el que expresó "su más enérgica condena a la presencia de Mohsen Rezai en el acto de toma de posesión del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega".

"La Argentina expresa, como también lo ha hecho en agosto pasado ante la designación de Rezai como vicepresidente de Asuntos Económicos de la República Islámica de Irán, que su presencia en Managua constituye una afrenta a la Justicia argentina y a las víctimas del brutal atentado terrorista contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), cometido el 18 de julio de 1994", precisó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

En ese punto, la Cancillería completó: "El Gobierno argentino exige una vez más al Gobierno de Irán la cooperación de manera plena con la Justicia argentina, permitiendo que las personas que han sido acusadas de participar del atentado contra la AMIA sean juzgadas por los tribunales competentes".