El gobernador jujeño, Gerardo Morales, fue uno de los notorios ausentes a la movida de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio, que buscó la foto con los principales referentes del país y sus principales candidatos. Esto dentro de la crisis que atraviesa el Gobierno y por la cual los popes de la oposición llamaron a "trabajar para ganar las elecciones de noviembre" y evitar que "el Gobierno revierta los resultados de las primarias".

"Por complicaciones del viaje no pude estar presente, pero es importante expresar que la unidad de nuestro espacio se construye con el profundo compromiso que tenemos con la Argentina", dijo el mandatario jujeño a través de Twitter y agregó que "debemos garantizarle al pueblo un Congreso que busque el progreso del país".

Otro de los ausentes fue el candidato en primer término por el Frente Cambia Jujuy, Gustavo Bacha Bouhid, sin mencionar razones; aunque sí estuvo la candidata en segundo término, la ministra Natalia Sarapura, en representación de la UCR de Jujuy.

La puesta en escena fue impulsada por la titular del PRO, Patricia Bullrich, y su par de la UCR, Alfredo Cornejo, desde la noche misma del escrutinio provisorio y arrancó en el cuarto piso de un hotel del barrio porteño de San Telmo.

La idea era exhibir la unidad tanto con quienes ganaron como quienes perdieron en las internas de JxC. Entre estos estaba Facundo Manes, que en el momento de los discursos dialogó con su excompetidor en la contienda bonaerense, Diego Santilli.

En la mesa principal estuvieron todos los pelajes de la coalición. Encabezaron Bullrich y Cornejo, que flanquearon al expresidente Mauricio Macri. Junto a ellos estaba el jefe de Gobierno porteño, Horario Rodríguez Larreta; el titular de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro; el titular del interbloque de Diputados, Mario Negri; y el senador Martín Lousteau. También estuvo el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés.

"Es la primera vez que la oposición no se divide desde 1983. Tenemos que estar orgullosos porque las PASO se manejaron con mucha responsabilidad, por eso estamos acá gente de las distintas listas. Hay que disfrutarlo genuinamente, sabiendo que queremos disputar los espacios de poder de este país", sostuvo Rodríguez Larreta.

El alcalde porteño abogó por la diversidad y la convivencia en la coalición delante del resto de los y las asistentes, calzado en el traje de candidato presidencial. "En cada Legislatura provincial no podemos tener bloques separados. Tenemos que seguir ampliándonos. Lo veo acá a López Murphy, es un orgullo que sea parte de nuestro espacio. Hay qué mantener esa actitud de cara a 2023. El día que pensemos todos igual, no ganamos una elección nunca más. No subestimemos al adversario. Hay que hacer una gran campaña para fortalecer la fiscalización", dijo.