Gregory Meeks, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos y cercano al presidente Joe Biden, solicitó este martes apoyo para la reestructuración de la deuda que Argentina mantiene con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El pedido de respaldo del funcionario se dio en el marco de un evento desarrollado por Council of the Americas y en su extensión sobre el tema aseguró que su país debería abrir una mesa de diálogo "para encontrar una solución a largo plazo" al problema argentino con el organismo crediticio.

“La participación de Estados Unidos en la negociación de Argentina con el FMI debe consistir en que todos se sienten a la mesa para encontrar una solución a largo plazo para la reestructuración de la deuda de Argentina", remarcó Meeks.

En un gesto todavía más a favor, insistió que la nación que representa "debería hacer más para encontrar una solución a largo plazo para Argentina en las conversaciones de reestructuración de deuda".

El mandatario señaló que así como es "vital mantener la confianza" también "es fundamental" que se reúnan "todas las partes interesadas para encontrar una solución y hacerlo lo más rápido posible".

La solución, planteó, debe estar cimentada en una vía que evite prolongar "los desafíos económicos que también enfrenta el país" durante la pandemia de coronavirus Covid-19.

Las declaraciones de Meeks llegan luego de una conversación que mantuvo con Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, a través de la plataforma ZOOM a mediados del mes pasado.

En ese encuentro virtual, señalaron fuentes cercadas a Massa, ambos hicieron énfasis en el afianzamiento del diálogo entre los dos poderes legislativos sobre temáticas relacionadas al comercio bilateral.

También dialogaron sobre la posibilidad de impulsar inversiones de empresas estadounidenses en Argentina, especialmente en el campo de la energía, petróleo y litio, y se sumaron temas como la Organización de los Estados Americanos (OEA) y Venezuela.

Al finalizar el cónclave, el argentino y el estadounidense sellaron una buena relación y el funcionario local recibió una invitación para viajar a Washington durante este mes con la finalidad de mantener un encuentro presencial.

Ese mismo mes, el presidente de la Cámara baja y su esposa, la titular de AYSA, Malena Galmarini, fueron anfitriones de los enviados del presidente de los Estados Unidos John Biden, en una reunión que tuvo lugar en la casa de la pareja en el partido bonaerense de Tigre.