El Tribunal en lo Criminal Nº 3 condenó a Patricia Evangelina Jaldín y Mirta Rosa Guerrero, alias "Shakira" a la pena de un año y seis meses de prisión de ejecución condicional, por ser coautoras penalmente responsables del delito de “Robo en poblado y en banda en grado de tentativa”.

Además, les impuso por dos años reglas de conducta, bajo apercibimiento que de no cumplir alguna de las mismas el Juez de Ejecución de la Pena podrá disponer que no se compute como plazo de cumplimiento todo o parte del tiempo transcurrido hasta ese momento, o revocar la condicionalidad en caso que persistiere o reiterare el incumplimiento.

Asimismo, el Tribunal resolvió sobreseer a Mirta Guerrero del delito de “Resistencia a la autoridad agravado por poner manos sobre un funcionario público”, por haberse extinguido la acción penal por prescripción.

Los hechos

De acuerdo con la acusación de la Fiscalía, el 12 de febrero de 2016, a las 11:00 horas aproximadamente, las acusadas junto a 20 personas cuya identidad se desconoce, se presentaron en una bloquera de la Organización Tupac Amaru, ubicada en la intersección de las calles Valle Grande y El Cadillal del barrio Alto Comedero de San Salvador de Jujuy.

A los fines de ingresar al lugar, rompieron con una barreta de metal el candado de seguridad de la puerta, logrando entrar sin la autorización del encargado del predio, Miguel Sandro Enríquez.

Ya dentro de la bloquera, empezaron a insultar y amenazar a Enríquez, como así también a Alejandro Santos y Cesar Alemán, a quienes manifestaron “ustedes que mierda hacen acá, ya se van a la mierda, esto es de la Organización y de la Flaca, la dueña es Milagro Sala, todo esto es de ella y el barrio también es de ella, así que ya se van de aquí o sino los voy a cagar matando”, mientras que ambas acusadas intentaban llevarse bolsas de cemento.

En esta situación, las víctimas impidieron el robo, en tanto las imputadas continuaron propinando insultos y amenazas; pero debido a la resistencia de los hombres, no pudieron llevarse nada del lugar, procediendo así a retirarse mientras continuaron con los agravios verbales y amenazas de muerte.

Como Representante del Ministerio Público de la Acusación se desempeñó el Dr. Alejandro Maldonado, quién solicitó la pena de 5 años de prisión para las acusadas.

En tanto, la defensa técnica de Patricia Jaldín fue ejercida por el Dr. Fabio Jorge Terán, quién pidió para su defendida la absolución lisa y llana.

Por su parte, la abogada defensora de Mirta Guerrero, Dra. Alejandra del Rosario Urzagasti, solicitó la absolución de su defendida, por el beneficio de la duda.

Los fundamentos de la sentencia se darán a conocer dentro de los plazos legales establecidos en el Código Procesal Penal; fecha a partir de la cual, las partes podrían solicitar su revisión ante una instancia superior al Tribunal de juicio.