Y llegó el súper sábado al norte argentino. En esta fecha, Jujuy abrió su Carnaval 2022 luego de un año suspendido por la pandemia.

Sumando los festejos generales, se estiman mas de 300 desentierros en toda la provincia, desde La Quiaca a Pampa Blanca, y del Paso de Jama a El Talar.

Comparsas y agrupaciones celebraron una fiesta muy arraigada y popular, donde el Pujllay comandó los festejos multitudinarios tras despertar de su larga siesta.

El baile, el canto, las ofrendas a la Pachamama y otras expresiones culturales que reivindican este gran festejo ancestral formaron parte de la apertura del Carnaval Grande en Jujuy y las comparsas fueron los ejes centrales de las celebraciones.

El lanzamiento del carnaval llenó de público los lugares más característicos de la quebrada como Humahuaca, Tilcara, Uquía, Purmamarca y Maimará, donde alrededor de cada mojón se congregaron los simpatizantes para compartir la fiesta que se inició este sábado y continuará hasta el martes.

En Uquía, el público se concentró desde las 16 para realizar la chaya del mojón, acompañado de un conjunto de anateros, junto a otros músicos y bandas que hicieron la previa al desentierro del diablo.

También se realizó la bajada de los diablos por una ladera del cerro Blanco, en donde los Corazones de Puya Puya participaron con sus disfrazados que fueron aguardados con ansias por sus simpatizantes para continuar la fiesta.

En Humahuaca hay mas de 25 mil personas, según las autoridades comunales. Allí los protagonistas con sus rostros cubiertos de talco, serpentinas y papel picado realizan el pasacalle por las calles del histórico pueblo. Además del topamiento general de Comparsas en la Plaza central.

En la Capital, largó el primer Carnavalódromo que superó las expectativas de los organizadores. En la Ciudad Cultural, donde se vive el Carnaval de Los Tekis, miles de capitalinos y de otras provincias compartieron una tarde con agua, cerveza, vino, fernet, talco, espuma, papel picado, serpentina, y mucho más, y desataron la locura junto a varios grupos en vivo.

Hasta el martes de Chaya o hasta el Carnaval de Remache, la provincia comenzó a vivir de lleno la fiesta del carnaval: en sus cuatro regiones (quebrada, puna, valles y yungas) con todo el baile, corsos, comparsas y ritos populares.