El Comité Provincial de Emergencia Ignea mantuvo reuniones para analizar la situación regional de los incendios forestales, tras las últimas precipitaciones y el descenso de temperaturas en la provincia y redefinir las estrategias de trabajo.

En ese marco informaron que se registraron un promedio de precipitaciones de 30 mm en la región del Ramal, lo que si bien no logró extinguir los incendios, mejoró las condiciones de labor de los brigadistas y permitió agilizar el desarrollo de brechas y perímetros para generar barreras a los fuegos de vegetación.

La previsión para los próximos días es un ostensible incremento de las temperaturas que llegarían a un máximo de 38 grados este jueves y el ingreso de vientos del noreste, lo que generaría condiciones de propagación de los fuegos.

Frente a este panorama se decidió reforzar el trabajo particularmente en el incendio de Palo Blanco (Fraile Pintado), y el control del incendio Piromaníaco que se encuentra en la zona de Loma del Anta por el Río Zora.

Respecto de la situación del incendio próximo a El Bananal que ingresó desde Colonia Santa Rosa (Salta), actualmente no existen riesgos que amenacen la seguridad de esa comunidad, dado que se ha realizado una brecha de protección para garantizar la seguridad de la población y de la zona productiva.

El incendio que se suscitó en la zona de Yala Monte Carmelo se encuentra extinguido según informó Bomberos de la Provincia que estuvo interviniendo junto a Defensa Civil en la zona.

Actualmente, se encuentran trabajando en la provincia de Jujuy 130 brigadistas, 62 del sistema provincial, 14 de la provincia de Santiago del Estero y 54 del sistema nacional de manejo del fuego. Además se cuenta con 2 helicópteros y 2 aviones hidrantes.