El evento protocolar, desarrollado en la plaza Belgrano de San Pedro, estuvo encabezado por el titular del Ejecutivo Provincial, Gerardo Morales, quien estuvo acompañado por su esposa, Tulia Snopek. Además, se recordó la fecha de la Bendición y Jura de la Bandera Nacional, la creación la Bandera Nacional de la Libertad Civil y el 138° Aniversario de la fundación de la ciudad.

También fueron parte del acto el intendente de San Pedro, Julio Bravo y su esposa, Sandra Montanari; el Presidente del Superior Tribunal de Justicia, Federico Otaola; el Jefe de la Guarnición Jujuy del Ejército, coronel Hernán Aoki y el cura párroco Daniel Vaca, quien tuvo a cargo el tradicional tedeum.

El mandatario saludó afectuosamente a los sampedreños por el 138° aniversario de la fundación de “esta querida y pujante ciudad, con desafíos que son permanentes y que tienen que ver con la vida y la lucha de un pueblo para resolver sus problemas diarios”.

En cuanto a la Revolución de Mayo, el jefe del estado provincial expresó que “un día como hoy plantamos bandera y formamos el primer gobierno patrio, esa fue una decisión inapelable que, tras 15 años de guerra, sentó la bases para comenzar a consolidar la identidad de nuestra patria”.

Morales repasó momentos de la historia argentina en la que el pueblo de Jujuy tuvo un rol clave, y señaló: “Tenemos que estar orgullos como jujeños por todo lo que dimos en esa gesta patriótica e histórica, una generación de jóvenes perdió la vida para que hoy seamos patria”. Agregó que “tenemos que seguir trabajado para que el país sepa cuál ha sido la gesta más allá del Éxodo Jujeño, con 15 años de lucha y entrega”. “Estoy seguro que esa historia que nos avala va hacer que sigamos progresando como un pueblo unido”, remarcó.

Morales valoró el legado jujeño para los argentinos como bandera Nacional de la Libertad Civil, y recordó momentos oscuros de la historia reciente de Jujuy “cuando quisieron incendiar la Casa de Gobierno y que casi nos incendian la bandera”. En ese sentido, instó a “no olvidar nunca los hechos de violencia que casi terminan con una parte de nuestra historia”.

“Nunca más van a tocar la Casa de Gobierno, nunca más van a intentar quemar nuestra Bandera de la Libertad Civil, nunca más los hechos de violencia”, enfatizó Morales, y reiteró “la necesidad de vivir en paz y de cuidar la paz lograda”.