Una fiesta clandestina que se desarrollaba en una finca de San Antonio -sobre la ruta provincial 2- terminó con 42 demorados y multas contravencionales.

Según los datos de la policía, en el lugar se llevaba a cabo una denominada fiesta "verde", en la cual se cobraba una entrada de 200 pesos, DJ y una barra.

Allí señalaron que había jóvenes que bailaban y consumían alcohol y que además violaban todo tipo de protocolo sanitario.

Los demorados, 24 hombres y 18 mujeres, fueron trasladados a la Comisaría Séptima dónde quedaron a disposición de la justicia, y se realizaron imputaciones contravencionales por la fiesta clandestina.