Se trata del concejal del partido municipal “Quiaqueños”, Hugo Barro, quien fue denunciado por intimidación, amenazas y violencia de género, al “tirarle el auto encima” a la abogada Lorena Mamaní, en la intersección de calles aledañas a la plaza central de la ciudad fronteriza.

La abogada denunciante afirmó que venía caminando junto a otra funcionaria municipal por la zona del exferrocarril y al querer cruzar hacia la zona de la plaza y no visualizar ningún vehículo, decidió cruzar. Allí siente la rauda llegada de un auto a gran velocidad en dirección sur a norte, que se abalanzó hacia ambas mujeres.

Segundos después, el conductor giró alrededor de la plaza y frenó –de manera intimidante- unos metros más adelante donde la letrada pudo reconocer al conductor.

Finalmente, el ahora denunciado concejal Barro aceleró y volvió a circundar la plaza, para luego dirigirse por la avenida Lamadrid nuevamente hacia el norte, en una clara demostración que el giro que realizó lo hizo de manera intencionada.

La denuncia penal fue radicada ante el ayudante fiscal, Luis Cabana, quien ante la gravedad de los hechos dio vista para continuar con la investigación y constituye una nueva acusación contra el edil referenciado con la línea política del ex intendente Miguel Tito, y sobre quien pesan diversas denuncias de violencia de género, usurpación de terrenos y falsificación de firmas. "Estos dos últimos delitos fueron cometidos cuando fue funcionario de la gestión Tito", indicaron fuentes comunales.

Dentro de esta denuncia se incorporarán las imágenes de las cámaras de seguridad ubicadas en la zona, lo que fue requerido por justicia.

Las hipótesis de las motivaciones de semejante accionar que estarían manejando las autoridades estarían centradas en que el municipio quiaqueño presentó varias denuncias en los últimos meses, ante graves hechos de corrupción cuando el concejal Hugo Barro fue funcionario.

Además, manifiestan que el edil avizora un oscuro horizonte político en el Concejo Deliberante, ya que a partir de diciembre el oficialismo tendrá mayoría en el cuerpo legislativo, lo que lo dejaría sin fueros al prosperar varias denuncias que pesan en su contra.