Viernes, Septiembre 18, 2020
Follow Us
Lunes, 03 Agosto 2020 22:53

"Es el momento de un nuevo turismo" Destacado

Valora este artículo
(2 votos)

Desde hace décadas se considera imprescindible forjar un vínculo estrecho entre el desarrollo humano y la sustentabilidad ambiental, como así también generar un desarrollo económico en equilibrio con estas dimensiones. Sin embargo, lejos de alcanzar este escenario, se han multiplicado los desequilibrios y las desigualdades; agravado esto, por un consumo exponencial de recursos finitos y un aumento de la producción (y la demanda) de combustibles fósiles.

El turismo no escapa a este escenario, con destinos turísticos de fuerte concentración y limitado desarrollo al resto del territorio. Modelo que no ha logrado reducir la pobreza, fortalecer el tejido social, rescatar la cultura local y detener la degradación del medio ambiente. Por lo por contrario, se observan las consecuencias de un turismo sin responsabilidad políticas, con acumulación de beneficios en pocas manos y sin posibilidad de defensa por parte de sus poblaciones locales. La provincia de Jujuy, lamentablemente, es un buen ejemplo de este modelo.

"En este contexto, la impensada pandemia Covid-19 ha detenido la actividad, y ha ofrecido una 'oportunidad única' para la reflexión, y especialmente, para generar un debate amplio sobre la construcción de un nuevo modelo. Sumado a esto, que el 'día después' del coronavirus generará cambios en los hábitos de los turistas y en el comportamiento de las poblaciones locales; y en consecución, en los servicios de la actividad turística."

Y en virtud de este escenario, es que deseo exponer algunos de los posibles cambios que experimentará el sistema turístico:

*- Se apostará por mercados de proximidad, ya que los viajes cortos darán mayor seguridad.

*- Los turistas evitarán los destinos con aglomeración de personas y privilegiarán un turismo de pequeño formato, en ruralidad, en la naturaleza y distante de los centros urbanos.

*- Se implementarán estrategias para la desconcentración geográfica, dando oportunidad a pequeños pueblos y localidades.

*- El turismo local tendrá más fuerza que nunca, brindando posibilidades a los trabajadores de la cultural (artesanías, festividades, música, teatro...), de la naturaleza (guías y baqueanos) y de las actividades productivas tradicionales.

*- Se avanzará en la diversificación del turismo, para no depender de un solo producto o el mismo mercado.

*- Por fin se respetará la capacidad de carga de cada territorio y sus recursos naturales.

*- Se revalorizarán los recursos locales auténticos y las relaciones profundas con pequeñas comunidades rurales.

*- Más que nunca tendrá importancia la opinión del poblador local, quien esta vez, no permitirá la masificación y hábitos irresponsables en su territorio.

*- Será más fácil unir esfuerzo e impulsar una “gobernanza participativa”, que incluya a asociaciones de trabajadores, a la sociedad civil y a los diferentes actores de la actividad.

*- También se facilitará la constitución de organizaciones de gestión de destinos (OGD), para lograr un desarrollo efectivo y sostenible del turismo a nivel local. Pero este contexto de pandemia no durará para siempre, y los pocos favorecidos de siempre harán todo lo posible para que nuestros destinos turísticos vuelvan a su “triste normalidad”.

Por lo tanto, no podemos perder tiempo y debemos aprovechar el momento histórico, e iniciar ya un proceso de construcción hacia un nuevo modelo de turismo, que se convierta en un motor de desarrollo económico, social, cultural y medioambiental.

Mientras todos están callados, abatidos y desplomados, nosotros debemos salir de nuestro escondite y actuar.

Por Juan José Castro
Licenciado y Magister en Turismo. Laboratorio I+D+i en Turismo Sostenible (LAB.TUR) FHyCS UNJu