Lunes, Marzo 30, 2020
Follow Us

Opinión

Y por fin llegó el día en que la clase dirigente tuvo que salir poner el cuerpo, principalmente el oído y luego hablar con sus dirigidos. Hacía tiempo que esto no sucedía, como tampoco una sociedad contundente demandando urgentes respuestas ante la incertidumbre "que crece minuto a minuto".