Miércoles, Septiembre 23, 2020
Follow Us

Miércoles, 08 Enero 2020 12:32

A un día del inicio del Festival de Jesús María, su presidente pidió un "impasse" tras ser denunciado por abuso sexual

Valora este artículo
(0 votos)

Nicolás Tottis, presidente del Festival Nacional de Doma y Folclore de Jesús María, fue denunciado por abuso sexual y pidió una licencia laboral que se extenderá por los 20 días que dure el tradicional evento que arrancará este jueves 9 de enero. En ese periodo será reemplazado por Marcela Durán, quien hasta el momento se desempeñaba como vicepresidenta primera de la comisión.

El hecho habría ocurrido en enero de 2018, fuera del anfiteatro José Hernández, donde se realiza el festival, una semana después de finalizado el encuentro folclórico. La joven tenía 18 años al momento del abuso, tal como lo informó en el Polo de la Mujer de Córdoba donde radicó la denuncia, la cual fue girada a la Fiscalía de Instrucción de Jesús María a fines de octubre de 2019.

“Después de más de 20 años de haber trabajado y transitado por distintas secretarías, desde colaborador hasta el cargo de Presidente que hoy llevo con enorme responsabilidad y compromiso, siguiendo mi profunda vocación de servicio, decido con enorme pesar realizar un impasse en la posición que ocupo”, afirmó Tottis en un comunicado dirigido a los miembros de la comisión del festival.

“En el día de la fecha, y teniendo en cuenta el clima social que provoca la injusta y difamatoria denuncia que pesa sobre mi persona, habiéndolo meditado y priorizando esta institución y a cada escuela beneficiaria, así como también mi hijo y mi familia, es que solicito licencia a mi cargo de presidente por 20 días -anunció-. Esta licencia no afecta de ninguna manera mi disposición y colaboración en la edición 55, estaré acompañando en un rol de voluntario como siempre lo hice, para el éxito del evento", finalizó.

Cabe destacar que por el momento la Justicia determinó para Tottis una restricción de acercamiento a la denunciante por seis meses, en tanto que el juez José Sartori ordenó que todos los colaboradores de Jesús María accedan a una capacitación obligatoria sobre la Ley Micaela, que establece la formación en la temática de género y violencia contra las mujeres.