En el marco de las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) que se realizan este domingo, más de 100.000 urnas en todo el país fueron distribuidas por personal del Correo Oficial de la República Argentina. El paraje jujeño El Durazno, contó con un operativo que incluyó un recorrido de 12 horas en mula para llegar al lugar.

En el operativo estuvieron involucrados más de 14 mil vehículos, mulas, caballos y lanchas para la distribución de las urnas, con personal que se trasladó a los lugares más remotos del territorio nacional con el propósito de garantizar el derecho a voto de los ciudadanos en las PASO.

Se trata de un total de 101.457 urnas en todo el territorio nacional, que fueron distribuidas junto al resto del material electoral y los kits sanitarios necesarios para que más de 34 millones de argentinos puedan participar este domingo, entre las 8 y las 18, de la jornada electiva.

El traslado de las urnas fue habilitado el viernes en la ciudad de Buenos Aires por la jueza electoral María Servini -acompañada por miembros de la junta electoral- y dio inicio al proceso de carga en los camiones de Correo Argentino para comenzar con el despliegue a los distintos puntos de votación.

El Correo Argentino informó que el dispositivo electoral cuenta con 63 mil trabajadores y 14.070 vehículos que facilitó el traslado de urnas, material electoral y kits sanitarios para garantizar que los comicios se realicen en 17.092 establecimientos a lo largo del territorio nacional.

Los lugares más remotos

En el marco de ese operativo también se utilizaron para el traslado de urnas mulas, caballos y lanchas para poder llegar a los lugares más recónditos y despoblados del país.

El local de comicios más remoto está ubicado en el paraje jujeño El Durazno, donde el operativo incluye un recorrido de 12 horas en mula para llegar al lugar.

En ese marco, en la madrugada del sábado, trabajadores de Correo, junto con efectivos del Ejército Argentino comenzaron el traslado de materiales electorales a lomo de mula a cuatro establecimientos ubicados en los parajes de Tilcara, en Jujuy.

Habrá un total de 101.457 urnas en todo el territorio nacional, que serán distribuidas junto al resto del material electoral y los kits sanitarios

Para llegar a esos destinos, el personal debió atravesar más de 80 kilómetros entre los cerros y la Quebrada de Humahuaca durante más de 12 horas para arribar a las escuelas de Abra Mayo, Molulo, El Durazno y Yala Monte Carmelo, según explicó el Correo en un comunicado.

Un operativo similar se desarrolló en Calamuchita, Córdoba, donde se encuentra la mesa de votación con la menor cantidad de electores del país, ubicada en la Escuela Provincial Florentino Ameghino, situada al pie del Cerro Champaquí, donde 13 ciudadanos están en condiciones de sufragar.

Otro operativo representativo del enorme despliegue logístico tuvo lugar en la Isla Apipé Grande, del departamento de Ituzaingó, Corrientes, en la frontera fluvial con Paraguay, donde trabajadores del Correo recorrieron 10 kilómetros en lancha a lo largo del Río Paraná para arribar a destino, y tras desembarcar atravesaron casi 30 kilómetros en vehículos 4x4 por caminos de difícil acceso, hasta llegar a la Escuela N°752 Prefectura Naval Argentina, y a la Escuela N°419 Guardacostas Río Iguazú.

En cada uno de los operativos, un trabajador de Correo quedará a cargo de la protección de las urnas junto a integrantes de las fuerzas de seguridad, y para ello pasarán la noche en el establecimiento electoral hasta el inicio de la jornada electoral en el día de mañana.

Despliegue territorial

Además de las 1.482 sucursales del Correo en todo el país, 1.153 fueron adaptadas como sucursales electorales digitales, que están especialmente acondicionadas para digitalizar y transmitir los telegramas a la sede central operativa para el procesamiento del escrutinio provisorio a cargo de la Dirección Nacional Electoral (DNE).

En cuanto a la seguridad de las urnas y el comicio, más de 90.000 efectivos de las Fuerzas Armadas y de las fuerzas de seguridad serán afectados al dispositivo para garantizar el desarrollo de las PASO.

Según informó el Estado Mayor Conjunto en un comunicado, el personal afectado al dispositivo se organizará bajo las órdenes del General de División Martín Deimundo Escobal, designado como jefe del Comando General Electoral (CGE).

A su cargo estará personal del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, para la seguridad en los 24 distritos del país, junto a efectivos de la Gendarmería Nacional, la Prefectura Naval, la Policía Federal, la Policía de Seguridad Aeroportuaria y las Policías Provinciales.

La estructura para la custodia y la vigilancia de las PASO está conformada por 90.340 efectivos, 5.225 vehículos terrestres, 1 avión "Hércules" C-130, 12 helicópteros, 10 embarcaciones y ganado mular para transportar las urnas en las regiones montañosas del país.

Además, ante la situación de pandemia por coronavirus, se sumará personal militar y de las Fuerzas de Seguridad que se desempeñarán como facilitadores sanitarios en los locales de votación, con el objetivo de contribuir con medidas preventivas como controlar la utilización del tapaboca, distanciamiento social y la higienización de manos.