El presidente Alberto Fernández puso en marcha en la tarde de este jueves, en la Residencia de Olivos, la nueva etapa del programa +Precios Cuidados, que contempla una canasta de 1.321 productos de consumo masivo con precios acordados hasta el próximo 7 de abril. El programa se extenderá por un año, con renovaciones trimestrales y correcciones mensuales.

“Mostrar acuerdos es gratificante, y ponerse de acuerdo entre los que no pensamos necesariamente igual suele ser difícil porque precisamente hay contradicciones de intereses, de pensamientos, en objetivos buscados. Entonces es mucho más virtuoso el acuerdo que se alcanza en el diálogo”, resaltó Fernández.

Sobre la inflación el mandatario sostuvo que "no es el resultado de la emisión monetaria, sino el resultado de muchas cosas, aspectos que van desde lo psicológico hasta lo monetario”, aseguró Fernández, al tiempo que se dirigió a los empresarios agradeciendo que, ante la ola de calor, aceptaron reducir la producción para no resentir la provisión de energía eléctrica para los hogares y les pidió "dejar de pelearnos, de discutir, está claro que tenemos intereses distintos, pero en algún punto tienen que ser concurrentes, tenemos que ganar todos, los que producen y los que trabajan”.

Por su parte, Feletti destacó el diálogo con las empresas que forman parte del programa y explicó que +Precios Cuidados tiene dos objetivos: “poder correlacionar una oferta de canasta diversa, amplia a través de las grandes cadenas y de los comercios de proximidad que pueda ser fácilmente adquirida con la política de ingresos, y un objetivo más inmediato que es que sirva como una referencia y un amortiguador de la tensión de precios”.

En 2022 el programa duplica la cantidad de productos acordados e incluye una amplia variedad de artículos de almacén, limpieza, perfumería, librería, cuidado e higiene personal, para bebés, para mascotas, frescos, como lácteos, fiambres, pastas, tapas de empanadas y de tartas, congelados y bebidas, entre otros.

Son elementos elaborados por más de 120 empresas y que podrán adquirirse en supermercados mayoristas y minoristas de todo el país.

En esta oportunidad, el programa se extenderá por un año, con renovaciones trimestrales y correcciones mensuales.

El mismo busca establecer una referencia de precios en las góndolas y permitir que las consumidoras y los consumidores puedan acceder a una amplia variedad de marcas y presentaciones de los bienes más consumidos.